San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
Citas (967) 125 3988
pm_alcazar@hotmail.com

Enfermedad por Reflujo Gastro – Esofágico (ERGE)

Cirujano General y Laparoscopista avanzado

El reflujo gastroesofágico aparece cuando el contenido del estómago fluye nuevamente hacia el esófago. Esto sucede cuando la válvula situada entre el estómago y  el esófago, denominada esfínter esofágico inferior, no se cierra de manera adecuada.

Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico

Sintomas

Los síntomas más comunes de la enfermedad del reflujo gastroesofágico son la acidez y/o la regurgitación ácida. La acidez es una sensación de ardor que se siente detrás del esternón, y aparece cuando los contenidos gástricos irritan el recubrimiento normal del esófago. La regurgitación ácida es la sensación de que los fluidos gástricos suben a través del pecho pudiendo llegar hasta la boca. Otros síntomas menos comunes que también pueden estar asociados con el reflujo gastroesofágico incluyen dolor de pecho sin motivo aparente, jadeos, dolor de garganta y tos, entre otros.

Causas

La enfermedad del reflujo gastroesofágico ocurre cuando hay un desequilibrio entre los mecanismos de defensa normales del esófago y los factores ofensivos tales como el ácido y otros jugos y enzimas digestivas del estómago. A menudo, la barrera entre el estómago y el esófago está afectada por el debilitamiento del músculo (esfínter esofágico inferior) o la presencia de una hernia de hiato, donde una parte del estómago está desplazada hacia el pecho. Las hernias de hiato, sin embargo, son comunes y no todas las personas que tienen hernia de hiato presentan reflujo. Una causa muy importante de reflujo es la obesidad ya que el aumento de la presión en el abdomen sobrepasa la barrera entre el estómago y el esófago. La obesidad, el embarazo, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol y de diversos alimentos irritantes tales como café, bebidas cítricas, productos a base de tomate, chocolate, menta y comidas grasosas también pueden contribuir a los síntomas del reflujo.

Diagnóstico

Cuando un paciente experimenta síntomas comunes de la enfermedad del reflujo gastroesofágico, principalmente acidez y/o regurgitación ácida, por lo general no es necesario realizar exámenes adicionales antes de comenzar el ratamiento. Si los síntomas no responden al tratamiento, o si aparecen otros síntomas tales como pérdida de peso, dificultad para deglutir o sangrado interno, puede resultar necesario la realización de estudios adicionales. La endoscopia superior es un examen por el que se utiliza un pequeño tubo con una luz en su extremo para examinar el esófago, el estómago y el duodeno (la primera porción del intestino delgado). Antes de realizar este estudio, usted recibirá los medicamentos necesarios que lo ayudarán a relajarse y a reducir las molestias que pudiera sentir. La endoscopia superior le permite a su doctor observar el revestimiento del esófago y detectar cualquier evidencia de daño. Se puede realizar una biopsia de tejido utilizando un instrumento similar a una pinza. Obtener una muestra para biopsia no ocasiona dolor ni molestias.

Esofago de Barret secundario a Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico

Cuando consultar al Médico Especialista

Debe consultar al médico especialista inmediatamente si tiene síntomas tales como pérdida de peso sin motivo aparente, dificultad para deglutir o sangrados internos además de acidez y/o regurgitación ácida. Los síntomas que persistan después de haber introducido cambios simples en su estilo de vida también indican que debe consultar al médico. Si utiliza habitualmente medicamentos de venta sin receta para reducir los síntomas como la acidez o la regurgitación ácida, debe consultar al médico para determinar cuál es el mejor tratamiento para usted.